Red Cultura
  • Fotografías
Eulalio Guadamuz Guadamuz es uno de los ganadores del Premio Nacional de Cultura Popular. Fotografías de Prensa MCJ.
El quijonguero de Bagaces
Eulalio Guadamuz Guadamuz es uno de los quijongueros reconocidos con el Premio Nacional de Cultura Popular y Tradicional 2014.
15/01/2015 3:27 PM
Verónica Jiménez Arguedas
vjimenez@redcultura.com

Dice don Eulalio que apenas está empezando a vivir. Tiene 89 años, 10 hijos y más de 30 nietos -porque ya hace rato perdió la cuenta-. Ninguno de sus hijos y ninguno de sus nietos sabe tocar el quijongo guanacasteco. Esto no sería extraño si no fuera porque don Eulalio acaba de recibir -de manera compartida con Isidoro Guadamuz- el Premio Nacional de Cultura Popular 2014 por su amor, devoción y talento hacia este instrumento guanacasteco.

Dice el acta de los jurados del MCJ que el premio se lo dieron porque ha "contribuido al desarrollo de la música tradicional guanacasteca y resguarda parte de este patrimonio en los ritmos y canciones que interpretan y transmiten a las nuevas generaciones".

A mí me gusta más lo que dice don Eulalio: "Esto si que es bonito, me siento grande. Viera que yo soy chiquito pero creo que ahora me hice grande".

Este vecino de Bagaces aprendió a tocar el quijongo guanacasteco a los 14 años, cuando trabajaba en una gran hacienda donde había un señor que tenía uno de estos instrumentos. "Uno lo hacía para pasar el rato, y no pasar el tiempo tan aburrido. Así aprendí yo".

Dice don Eulalio que espera llegar a los 90 años. Él se dedica a hacer hamacas, quijongos, marimbas y a regar sembradíos. Y dice que cuando no tiene qué hacer se acuesta a dormir. 

Image and video hosting by TinyPic

-Don Eulalio, ¿hay poca gente que toca el quijongo guanacasteco?

-Es que los que sabían tocar ya se murieron. Había un señor, Diego Sandoval...pero ya murió. Y hay otro, en Santa Cruz, Isidoro.

-¿Isidoro Guadamuz?

-Sí sí ese... 

-Si don Eulalio, a él también le dieron el premio... es compartido, para usted y don Isidoro.

-Ay, fijate vos. Yo con Isidoro competí en la Plaza de la Cultura.

-¿Y quién ganó?

-Se devolvió llorando él. Yo le gané por un punto (se ríe). 

A don Eulalio no le gusta mucho hablar por teléfono, él quiere que todos vayamos a su casa y lo visitemos para poder enseñarnos sus instrumentos.

"Al quijongo no hay que dejarlo morir, hay que seguir", advierte antes de invitarme por tercera vez a su casa, que está después del puente, pasando por la calle de lastre. 

El quijongo

El quijongo guanacasteco es un instrumento casi extinto en nuestro país. Consiste de una vara de madera en forma de arco con una cuerda de cáñamo. Es pariente del biribao brasileño, que se utiliza en la capoeira.

El quijongo guanacasteco jugó un importante papel en el surgimiento de la música tradicional de Guanacaste conocida como parrandera, ejecutada principalmente en los pueblos y haciendas ganaderas como una forma de entretenimiento para sus habitantes.

Video de Vos Cultura, microprogramas del Canal 15 de la Universidad de Costa Rica.