Red Cultura
  • Fotografías
  • Video
  • Audios
actores
Trailer de El Cielo Rojo.
El Cielo Rojo
Cine joven de y para los ticos.
El director de la nueva película costarricense, Miguel Gómez nos habla de su film en entrevista.

07/08/2008 11:00 PM
Natalia Rodríguez Mata
nrodriguez@redcultura.com

Cada cierto tiempo, las estrellas conjugan para que los ticos disfrutemos de un largometraje nacional. El primero de este año nos cuenta las historias de un grupo de amigos jóvenes que hablan, caminan y respiran en tico, y se verá en cines a partir del 8 de agosto.

El Cielo Rojo es la ópera prima del joven director Miguel Gómez, quien estudió cine en Estados Unidos (New York Film School y UCLA). Filmada en nuestro país con actores ticos, la mayoría sin experiencia en actuación, es la primera película de corte juvenil que se produce en Costa Rica, fiel al slang del joven promedio tico, que sin caer en lo “pachuco”, dice “mae”, “vara” y hasta una que otra malapalabrilla.

Filmada en video de alta definición, la película dura 80 minutos y fue editada en el último año, inclusive en ratos en que su director trabajaba como asistente del departamento de arte en el film de Jon Favreau "Iron Man", el cual rompió taquillas este año.  “Yo llevaba el disco duro mientras estaba trabajando en Iron Man y cuando había chance editaba. Entonces pasaba un “mae” ahí de efectos visuales y me daba consejos, me ayudaban entre todos”.

Con 25 años de edad, Miguel afirma que el secreto para lograr las cosas en la vida está en “querer incomodarse”. “Yo no me hubiera ido a estudiar cine fuera si hubiera pensado en quedarme cómodo. Me fui a México, pero Julieta Venegas y el mae de Resorte me convencieron de irme a Los Angeles. Uno tiene que querer incomodarse, si uno se queda esperando el momento justo para que las cosas pasen, nunca hará nada. Yo no me sentía listo para hacer mi primera película, creo que nunca me sentiría listo, pero diay, la hice y ya”, dice con toda lucidez.

“Ahora es esperar a ver qué dice la gente. El otro día estaba en el cine y pusieron el tráiler. Se hizo un silencio y yo me hice pequeñito, me sentía malísimo. La gente aplaudió al final y yo hasta sentí un alivio”.

La honestidad y sencillez se percibe en cada una de las palabras de Miguel. Veinticinto años y una película a su haber, no está nada mal. De esa aventura de la que fue director, escritor y co- productor, nos cuenta más detalles.


¿Por qué hacer una película de una realidad tan cotidiana, de muchachos sin ninguna cualidad digamos que excepcional, tan “normales”, para decirlo de alguna manera?
La respuesta más fácil es esta: es más fácil contar algo de lo que uno ha sido parte que tratar de contar una historia que nada tiene que ver con uno. También porque quiero promover la cultura del país de donde vengo. Yo estudié cine en Estados Unidos. Ellos no están expuestos a la cultura de uno, en cambio uno sí está acostumbrado a muchos aspectos de su cultura. La Noche del Prom (la fiesta de graduación), por ejemplo, es lo más normal para ellos, y uno está expuesto, lo asimila y hasta cierto punto lo ve como normal. Es entonces normal para mí querer mostrar la realidad de los muchachos y muchachas de Costa Rica.

Creo que las mejores historias que uno puede contar son las historias que uno ha vivido y la perspectiva de uno lo hace más real y más creíble. El Cielo Rojo tiene mucho de lo que yo he vivido.



Por el trailer uno podría pensar que el argumento de El Cielo Rojo es un poco existencial, de muchachos filosofando sobre la vida y su futuro, pero has dicho en otros espacios que no es así. ¿De qué se trata más específicamente la película?

El film tiene muchos elementos autobiográficos y también de la realidad nacional que en de alguna manera me afectaron. Lo empecé a escribir en Costa Rica una noche y a los seis meses lo escribí todo completo ya en Estados Unidos. No es de jóvenes filosofando, pero es mucho desde el punto de vista de nosotros los jóvenes, de muchachos como yo y las cosas normales que vivimos.


Una
nota de RedCultura del año pasado dice que la película estaba pensada para el público tico. Llama la atención que viviendo y estudiando en Estados Unidos, hayás pensado un producto pensado para un público tan reducido como el nuestro.

Hay profesores que le dicen a uno: hagan sus cosas para mandarlas a Festivales, ahí les darán premios, luego les darán plata mediante fondos. Tuve otros profesores que más bien nos decían que no hiciéramos películas pensando en premios o festivales, porque al final todo el mundo tiene amigos por aquí y para allá y los premian, sino que hiciéramos las cosas honestamente y porque nos daba la gana, básicamente.

Yo cuestiono por ejemplo, ¿por qué buscar un libro de un escritor de otro país porque tiene Nobel habiendo tantos libros ticos increíbles, o gastar un millón de dólares para traer viejos de afuera o historias de afuera? Hacerlo me parece válido, pero yo no quiero.

Cuando a uno en la escuela de cine le preguntan por sus directores favoritos la gente dice: Fellinni, Kubrick, a mí también me encantan! Pero el primer contacto con el cine de uno no es con esos grandes directores. La primera película que yo vi y me impresionó fue Querida: encogí a los niños, y no fue una película para mandarla a Festivales, por ejemplo.

La forma más honesta es buscar lo que a uno lo motiva. Honestamente no me interesa si El Cielo Rojo no llega a ningún festival. Yo le mandé el guión a varias personas, entre ellos un mexicano un par de ticos, y los tres me dijeron que tenía que hacer un guión con un español más universal, quitar frases como “Al chile” o “vara”, porque sino en Festivales en México y Argentina no la iban a entender. ¿Pero acaso uno no tiene que ver aquí películas mexicanas, tragarse Amores Perros con todo lo que dicen? y uno pues asume lo que el slang significa. Yo creo en ser auténtico, ser diferente es una ventaja competitiva.


 

En distintos espacios has hecho énfasis en que la película muchos la van a amar y otros la van a odiar, haciendo mucho énfasis en esta parte del “odio”. ¿Por qué podría darse esto?

Hay ciertas cosillas. En una uno de los “maes” dice: es que los diputados parece que tienen “un cerote en la jupa”. Entonces eso puede dar el problema de que un patrocinador digan que no quieren dar plata...

¿Y te ha pasado eso?
No, sí ha pasado que nos hacen una anotación. A una entidad importante que nos apoyó, el Consejo de la Persona Joven, más bien le encantó que se hablara así, porque saben que así hablamos los jóvenes. No hay muchas malas palabras, pero sí tal vez puede parecerle chocante a algunas personas ciertas palabras que se usan.

También hay una parte en que los maes toman la ley en sus manos. El otro día con lo que pasó en la U Latina (los disturbios provocados por jóvenes) me puse a pensar en qué motiva a una persona a hacer esto. Hay una frustración de por medio que es de todos, pero la diferencia es que el joven actúa, mientras que el adulto se incomoda menos, le da pereza. Cuando la frustración se une con ese sentimiento reaccionario de los jóvenes, ahí es donde se da un problemita. Se siente la frustración, se siente que uno no puede hacer un cambio, que los políticos hacen lo que les da la gana. Pasa lo mismo con el asunto del BCIE (pago de asesorías por parte del Gobierno con fondos del Banco Centroamericano de Integración Económica), todos se tiran la bola, creen que uno es tonto.

Entonces uno de pronto no sabe cuál es la mejor forma de hacer un cambio.  Digamos que ir a votar. Pero cuando uno ve que todo el mundo se está embarrando aumenta la frustración. En ese sentido, el Cielo Rojo invita a la gente a hacer el cambio, a meterse a la Asamblea, a buscar espacios, a informarse. A veces vemos muy lejano todo y no debería ser así.


Para esta película ustedes lograron bajar el presupuesto de 15 mil dólares  a poco más de  4 mil dólares. ¿Es posible entonces hacer cine con poco presupuesto?

Sí se puede, lo importante es que uno sepa qué es lo que quiere. Lo que importa es lo que esté en el cuadro, como decía Fellini, viendo qué se necesita en verdad y de qué puede prescindir uno.


¿Cuáles son tus planes a corto plazo?

Eso está poco claro aún. Supuestamente me tenía que devolver a Estados Unidos, hice varios trabajos de “motion graphics” antes de venirme. De Iron Man pasé a la última de American Pie que saldrá en octubre, y luego a otra que se llama Water Girl. Tenía que haberme devuelto hace como un mes, entonces me voy a devolver luego del estreno a ver si me renuevan mi permiso.

De trabajo propio, quiero hacer un trailer de un libro tico, quiero ver si consigo la plata para hacerlo.  Mejor todavía no digo cuál… Ya tengo la gente y unos maquillistas que trabajaron en El Laberinto del Fauno, unos españoles muy tuanis, porque quiero hacer un maquillaje ahí especial…. También tengo que hablar con el autor, que está vivo. Es algo muy chiva, vamos a ver.

De una vez quiero hacer una comedia oscura sobre el fin del mundo en Costa Rica, empezar la pre-producción. Yo hice un corto sobre eso, ahora quiero hacer ya algo más. Vamos a ver cómo nos va.




El Cielo Rojo está en cartelera a partir del 8 de agosto en los cines del Mall San Pedro y Real Cariari.


Sitio oficial de la película: www.elcielorojo.com