Red Cultura
  • Fotografías
David Foster Wallace (USA), Carola Saavedra (Brasil), Andrés Neuman (Argentina) y Lina Meruane (Chile) son cuatro de los nuevos autores cuyas obras serán publicadas por Ediciones Lanzallamas en este 2013.
Ediciones Lanzallamas apostará por más literatura hispanoamericana en el 2013
La editorial costarricense publicará autores de reconocida calidad en lengua española, además de tres traducciones de importantes escritores.
16/01/2013 4:46 PM
Natalia Rodríguez Mata
nrodriguez@redcultura.com

La reconocida calidad de las publicaciones de Ediciones Lanzallamas seguirá prevaleciendo en este  2013, en el que ampliarán su catálogo con importantes autores nacionales e internacionales.

Poquito pero bendito: ese parece ser el norte de Juan Murillo y Guillermo Barquero, quienes desde que fundaron su editorial en el 2009 han evidenciado un interés por la calidad de su catálogo más que por  la cantidad de obras en él, lo cual se manifiesta tanto en lo impecable de sus ediciones como en los autores y títulos que publican.

Además, es palpable su vocación por re-editar obras. “Costa Rica tiene, comparada con otros países, una notable ausencia de literatura contemporánea de calidad y creemos que los lectores ticos merecen conocerla”, explica Murillo al consultarle el porqué. “Nos cuesta imaginar una recomendación más alta que una reedición y es muy probable que, sin una edición local, nunca llegaran al país más que un par de copias de estos títulos”.

 
Lo reciente y lo que viene

Según Murillo, este año seguirán publicando obras de autores hispanoamericanos. A la lista iniciada en el 2012 por el dominicano Juan Dicent, con su libro de cuentos Winterness (el más vendido por Lanzallamas en la pasada Feria del Libro local) y la multipremiada autora chilena Andrea Jeftanovic con su Escenario de Guerra, se sumarán otros más de escritores ya galardonados.

El primero será de quien ganara el Premio Alfaguara en el 2009, Andrés Neuman: El final de la lectura. Esta será una re-edición de la recopilación de sus mejores cuentos. Seguirá Sangre en el ojo, novela de la chilena Lina Meruane, ganadora del premio Sor Juana Inés de la Cruz 2012. Por último, publicarán un clásico de culto: La ciudad (1970), del uruguayo Mario Levrero.

Pero además, el 2013 será el debut de Lanzallamas en el campo de la traducción, con tres joyitas. Dos de ellas son del idioma inglés: una antología de piezas cortas de David Foster Wallace, fallecido en el 2008 y considerado para ese momento como uno de los autores más importantes de los últimos 20 años. Según Murillo, de Wallace no existen antologías como esta, que abarquen toda su obra de ficción y no ficción; además, asegura que algunas de las piezas escogidas no han sido traducidas antes. 

La otra traducción del inglés será la novela Bitácora del SS. el señora Unguentín, del estadounidense Stanley Crawford. Y la tercera, del portugués: Paisaje con dromedario, de la escritora brasileña Carola Saavedra. Ninguna de estas dos obras ha sido traducida antes al español.

En lo que respecta a autores nacionales, el 2012 vio nacer una nueva reedición de Asfalto (2006), la célebre novela de Luis Chaves; le siguió Teoría del caos, recopilación de la mejor narrativa corta escrita en los últimos 25 años por Alexánder Obando. El año culminó con En la oscurana, novela del narrador Rodrigo Soto que cuenta la historia de una periodista nacional que investiga sobre dos asuntos ocurridos en Guanacaste.

Al catálogo costarricense se le unirá este año una novela del escritor Víctor Alba de la Vega, La ausencia del mal.

Por último, en este 2013 Lanzallamas planea lanzar una revista en formato de libro bajo el nombre Factotum, que pretende ser una vitrina de lo mejor de la nueva narrativa. Incluirá únicamente cuentos de escritores jóvenes de toda Hispanoamérica, informó Murillo. 

Un modelo de producción distinto

Lanzallamas vende sus publicaciones en librerías y a través de Internet. Según Murillo, Amazon y la Librería Universitaria son sus canales de ventas más importantes, así como Libros Duluoz y Librería Internacional a nivel local.

La editorial tiene presencia en España, Guatemala y Costa Rica. A través de Amazon venden en España, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Brasil, Japón y China. Además, venden también e-books en versión Kindle

La impresión de sus publicaciones se realiza en Estados Unidos, Australia y Reino Unido, dependiendo del origen del pedido. “Esto solo es posible cuando se trabaja con impresores de nivel mundial. La calidad del producto terminado también es superior”, asegura el editor.